viernes, 3 de febrero de 2012

Si usted busca trabajo en empresa o empleo en alguna actividad, considere las ventas como la mejor alternativa.

¿Cuál es la profesión más antigua en el mundo? Pues ventas, aunque la biblia diga otra cosa, primero fue vendedora y una vez vendedora decidió vender o más bien alquilar aquellito.

Si ventas es la profesión más antigua por qué entonces no hay carreras universitarias de ventas. La respuesta más franca y honesta es porque no se necesita ya que vender en innato al ser humano, nacimos con la habilidad de vender.

Antes de la rueda, antes de la era de hierro, cuando el hombre conoció el arte de hacer fuego, debió ser todo un acontecimiento ya que no es tan sencillo producir fuego sin encendedor ni cerillos tan solo con lo que se encuentra de origen natural. Pues bien antes de esto ya éramos vendedores, ya hacíamos trueque, intercambio, ventas.

Uno es bueno para hacer flechas, otro es bueno para hacer hachas, otro es bueno para cazar, otro para cosechar y así cada quién descubre algo en lo que destaca o se le facilita o disfruta hacer, pero lo que no es fácil es ser bueno en todo y nace el trueque, te cambio 1 flecha por 5 mazorcas de maíz. Eso es ventas.

El nuevo problema surge cuando el que tiene las mazorcas no le interesan las flechas sino las pieles, así que el que tiene flechas tiene que ir a hacer trueque con el de las pieles para luego intercambiar la piel por las mazorcas y fue así como se inventó el dinero como un común denominador para el trueque, intercambio o ventas.

Se inventó el dinero y esta es una muy interesante historia que ya tocaremos en otra ocasión, por lo pronto ahondaremos en las ventas como profesión.

Así como surge el dinero como un común denominador, también surge el comerciante que se especializa en hacer trueques ya que no todos son buenos para hacer intercambios, surge la especialización, la carrera de ventas.

Una persona es buena para algo, ya sea hacer flechas, trabajar la madera, etc., y él se representa a sí mismo y su resultado económico depende tanto de la calidad de su producto o servicio como de su habilidad para comercializar su producto o servicio y en entonces que la figura del intermediario (comerciante, representante, promotor, vendedor) entre el que tiene y el que necesita, toma una posición que facilita la operación y se puede especializar en muchas variantes.

Si analizamos las profesiones en la historia, los comerciantes tienen fama de ser ricos y si usted busca un trabajo o empleo para hacerse rico, las ventas son una muy viable alternativa, pero es obvio que no es para todos ya que se requiere de ciertas habilidades que como todo se pueden aprender, pero eso no es todo hay un requisito casi indispensable en el desarrollo del vendedor, te tiene que gustar.

Te tienen que gustar las dos partes de la ecuación en el trueque; la actividad de comercializar y el producto, mercancía o servicio.

La actividad de ventas tiene muchas variantes desde el vendedor minorista o a detalla que le vende al consumidor final, hasta el vendedor mayorista que le vende a otro mayorista o a un fabricante pero no al consumidor final de la cadena y a nivel empresa trata ya sea con el dueño o con una persona especializada en comprar.

Centrándonos en la venta al consumidor final la primera división es el vendedor empleado o independiente. El vendedor empleado tiene un jefe o superior y así le vende a otra persona que es el que también se lleva una buena parte de la operación además de que se queda con los clientes, mientras que el vendedor independiente no tiene jefe, es él mismo su propia empresa, se queda con su parte y con lo más importante con los clientes o cartera.

El vendedor empleado bien puede ser desde el vendedor de piso o mostrador, el vendedor por teléfono o ya conocido como tele marketing, y aquí hay otra división uno es el que atiende al comprador que entra y otro el que sale a vender, sale a buscar compradores, mejor conocidos como prospectos.

Este vendedor independiente que es dueño de su propio negocio y sale a buscar clientes o prospectos tiene muchos medios y formas de realizar la actividad, desde el vendedor ambulante con un estuche que monta en uno u otro lugar su punto ambulante de ventas hasta en ferias y exposiciones, y el de cambaceo que toca puertas de casas, negocios o empresas ya sea físicamente como por teléfono, correo, internet.

Regresando al principio usted puede dedicarse a las ventas como una actividad muy rentable donde su grado de ética para ambas partes: para con el dueño del producto o servicio y para con el cliente le dará solidez y estabilidad en su parte de la cadena de la comercialización

Si usted es bueno en ventas nunca más tendrá que buscar trabajo y esto es tan importante que se lo repito, si usted es bueno en ventas nunca más tendrá que buscar trabajo, ya que un buen vendedor es codiciado, todos quieren a un buen vendedor en sus filas, no importa que empresa sea, un buen vendedor siempre tiene un espacio, un lugar y los dueños del producto le ofrecerán atractivas participaciones en la medida que usted sea bueno como también los clientes querrán permanecer cerca de usted, si usted es buen vendedor.

Vender lo podemos hacemos todos, pero vender bien, vender con calidad, vender con ética, vender buenos productos, vender lo que el cliente realmente necesita, hacer una cartera sólida para que el negocio del vendedor sea sólido y estable, esto ya es otro nivel más y aquí en donde surge el promotor de vendedores.

APERFIN es una promotoría independiente de agentes de seguros, nosotros no buscamos vendedores formamos asesores que es otro nivel más en las especialidades de ventas.



Ya está a la venta la Guía para el Agente de Seguros http://www.aperfin.com.mx/libros.html 


Haz la prueba como agente de seguros sin dejar tu actual trabajo. Información aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares